Se encuentra usted aquí

Probamos la silla delantera WeeRide

He ido en bici toda mi vida. Cuando era pequeña, mi padre o mi madre me llevaba en una silla delantera. Yo era demasiado pequeña para poder recordar estos paseo ahora, pero mi padres aún se acuerdan de como hablábamos, cantábamos y disfrutábamos juntos. Sí me acuerdo de ir al molino en bici a comprar harina, de los muchos viajes al cole, de pasear en bici los fines de semana. Vamos, que como casi todos los Holandeses la bici formaba un parte importante de nuestro día a día.

 Menudos Viajeros de pequeña con bici

Viviendo en España sigo yendo en bici. Cuando nació mi hija y compramos una silla trasera. Al nacer mi hijo necesitaba transportar a los dos niños en la misma bici. Buscando una silla delantera que se podía acoplar a mi bici, me tropecé por casualidad con WeeRide. Parecía una solución genial. Me puse en contacto con Leyre y en algunos días ya teníamos la silla en casa para probarla: la Safe Front Classic. ¡Qué ilusión!

WeeRide silla delantera probado por Menudos Viajeros

Montaje de la silla Safe Front Classic
Inmediatamente puse manos a la obra. En realidad, el montaje de la silla fue fácil, y más porque había buscado un video en Internet donde explicaban cómo montarla. Se coloca sobre una barra adaptadora que une la tija del manillar con la tija del sillín. Así, el niño va entre los brazos del adulto. Es un sistema seguro que permite montar la silla en casi cualquier bici. Lo que me gustó mucho es que hay un reposacabezas, por si el peque se duerme. Además van bien abrochados en un arnés de seguridad y hay reposapiés ajustables.

Detalle del WeeRide Safe Front Classic

Bici con 2 sillas montadas

Mamatren
Ahora, vamos los 3 en una bici, como buen costumbre Holandés. El pequeño de 1 año va en la silla WeeRide y la mayor de 3,5 años en una silla trasera. La gente al vernos se queda mirando. Es que aquí no es muy común ver a una persona cargada con dos niños en la bici. Parecemos un tren! Pero nosotros vamos tan a gusto que mi hija me pide ir en el “mamatren” todos los días.

WeeRide y silla trasera

Ya hemos hecho muchos viajes así, para mi es maravilloso poder ir todos en la misma bici. Puedo vigilar bien al pequeño (que siempre se quita el casco) y es muy bonito ver que está disfrutando de verdad: muchas veces grita de felicidad, sobretodo cuando bajamos alguna colina. 

¿Qué hay que tener en cuenta?
La barra quita un poco la comodidad de ir en bici sin barra (subir y bajar de la bici  se hace más complicadito al llevar también una silla detrás). Por eso es aconsejable que tus pies tocan tierra para dar estabilidad a la bici. Por otro lado, hay que pedalear con las piernas un poco más abiertas de lo normal. No supone ningún problema, pero es bueno saberlo. Y por último, el peque que va delante está más expuesto al viento, la lluvia etc. Solución: paseos con buen tiempo o un buen traje de agua.

El WeeRide es sobre todo seguro, estable, fácil y cómodo.  Nosotros estamos encantados. Gracias a WeeRide nuestro día a día se ha hecho más fácil. Y ya sé cómo se sentían mis padres cuando yo era pequeña. Ahora soy yo quien canta y habla con mi hijo mientras paseamos. Y eso no tien precio. 

En:

Sobre el autor

Imagen de Menudos viajeros

Menudos viajeros

Somos Menudos Viajeros! Una familia con un papá español y una mamá holandesa y dos niños (5 y 3 años) dispuestos a comerse el mundo.

Opiniones

Déjanos tu opinión