You are here

Camping Riu, Glamping cerca de Barcelona

Nuestra colaboradora Tana fui de camping con Emilien y su hijo Gabi de 4 años. ¡Nos cuentan qué tal el fin de semana!

Esta ha sido nuestra primera vez en familia en un camping y nos ha encantado! Emilien, el papá, ya había ido de camping de pequeño, pero el peque de 4 años (Gabi) y yo nos estrenamos. Os contaremos todo sobre nuestra visita al Camping Riu, en Sant Pere Pescador, a solo 1 hora y 40 minutos de Barcelona.

Embarcadero camping riu

Camping Riu es un camping familiar en las orillas del río Fluviá. Al llegar, Natalia de recepción nos atendió enseguida: nos dio pulseras identificativas, vouchers del desayuno, un mapa del camping y mucha información sobre las actividades que se pueden hacer en el camping y su entorno, como rutas en bicicleta (también se alquilan cascos, sillas portabebés…) o un paseo en kayak por el río Fluvià hasta su desembocadura (Kayaks de 1 o 3 plazas).

Glamping Camping Riu

En el camping hay diferentes tipos de alojamiento: Bungalows, Mobil Homes o un alojamiento Glamping, ¡que es lo que nos tocó a nosotros! Este tipo de alojamiento te da la sensación de camping, pero con todos los lujos de una casita: con cocina, camas de verdad y hasta un baño. Nuestro alojamiento era para 4 a 6 personas y se llamaba "cottage":

Cottage en CAMPING RIU

Enseguida Gabi quiso mirarlo todo. Muy animado y satisfecho, fue descubriendo la "casita": las literas, la cama superior, el baño y los escondrijos. “¿Qué hay en la cocina?”, preguntaba Gabi. Pues allá que fuimos a ver todo el equipamiento y los enseres para cocinar, comer y limpiar.

Una tienda glamping

Luego, salimos a explorar el camping. Hay muchas tiendas, caravanas y casitas de todo tipo en la zona Glamping: Bivac, Safari, Loft de 2 pisos, Cottage... Y hasta una tienda XXL. 

Mira la tienda Loft:
De camping con niños: glamping

Y esto es un Bivac:

Tiendas BivacBivac en camping Riu

Y vaya piscinas que hay: para grandes y pequeños y un gran tobogán. Y una zona de juegos con pistas de pádel, de futbol-básquet, con columpios...

Piscina Camping Riu

Parque infantil Camping RiuPista de fútbol en Camping Riu

Después de explorar fuimos a cenar en el restaurante mientras vimos el partido de Francia-Rusia. Tomamos una ensalada catalana y un pollo a l'ast con patatas. Ahora ya podíamos ir a dormir en nuestro cottage nuestra primera noche. Camas preparadas y comodísimas!

Al día siguiente, el día salió nublado. Pero sin problema. Nos preparamos en el lavabo súper equipado y nos fuimos de excursión a Cadaqués, a media hora de distancia del camping en coche. Una recomendación: dejad el coche en uno de los parkings a la entrada de Cadaqués, que parece que es difícil aparcar y podéis recibir una multa fácilmente.

Excursión con niños a Cadaques

Cadaqués es un pueblo precioso, con unas callejuelas por donde Gabi quiso correr, subir y bajar, como si fuera un laberinto. Al llegar al puerto, fuimos a descubrir las pasarelas y las calitas. Y Gabi no se resistió a bañarse en el agua, tan limpia y tan en calma.

Cadaqués con niños

Después fuimos a comer. Buscando un restaurante con clochinas y pescado, tuvimos mucha suerte. El restaurante donde fuimos estaba justo al lado del embarcadero de los cruceros a las Illes Medes y pegadito a un parque infantil. Así que Gabi pudo jugar en el parque y en la playa de piedras que tanto le gustan. Algunas nos llevamos de recuerdo, claro.

Después de comer, cogimos de nuevo el coche para acercarnos Portlligat, pegadito a Cadaqués.

Portlligat con niños

Mientras el padre y el hijo dormían en el coche, yo decidí visitar el jardín de la Casa-Museo Dalí. Sólo pude visitar el jardín porque hay que reservar con tiempo la visita al interior de la casa. Por eso también Portlligat es un lugar tan tranquilo.

Y por la tarde hicimos una ruta de vuelta hacia el camping. Pasamos por Roses, donde lo que más nos gustó fue la ruta megalítica. Aquí veis uno de los dólmenes.

Roses

El pueblo de Roses no es tan bonito como Cadaqués pero su ciudadela antigua es digna de visitar.

Ya de vuelta en el camping, un chapuzón en la piscina nos vino fenomenal, mientras veíamos el show de animación infantil de cada sábado a las 19:00 horas. Las monitoras dándolo todo con la música y los peques siguiéndolas. Gabi estrenó la piscina pequeña, llena de juegos y con un tobogán divertidísimo.

Piscina infantil en camping Riu

Después del baño, la cena y a dormir para aprovechar el día siguiente en el camping.

La mañana del domingo fue tranquila. Nos despertamos con la luz del sol entrando por las ventanas. Así que decidimos ir a desayunar y prepararnos para la sesión de piscina. “Ahora toca la grande”, decía Gabi. Y allá que íbamos a saltar y nadar. “Ahora la pequeña”. Y entre una y otra, un descanso en las cómodas hamacas y un aperitivo para recuperar fuerzas.  Qué divertido ese tobogán enorme y con tantas curvas y recurvas. La mañana fue genial.

Camping con niñosPiscina con tobogan en camping Riu

Y a la hora de comer ya nos despedimos del camping y decidimos ir a visitar Sant Martí d’Empuries, un pequeño pueblo medieval a 15 minutos en coche. También recomendamos el parking aquí. Está muy cerquita de Empúries, la antigua colonia griega y después romana de la que se conservan sus vestigios. Si os gusta la historia y la arqueología, éste no os lo podéis perder. Podéis ir dando un paseo por la playa. Y si vais más allá, os encontraréis la cuna de las anchoas mediterráneas, L’Escala.

Sant Marti d´Empuries

Nosotros decidimos comer al solecito en un tranquilo chiringuito en la arena de la playa de Sant Martí. Así Gabi pudo jugar con la arena, las piedras, los palos… Y después de comer tocaba volver a casa. Nada más entrar en el coche, Gabi cayó dormido. Vaya fin de semana hemos pasado! Hasta pronto! Gracias a Camping Riu por la invitación!

Sobre el autor

Menudos viajeros's picture

Menudos viajeros

Somos Menudos Viajeros! Una familia con un papá español y una mamá holandesa y dos niños (5 y 3 años) dispuestos a comerse el mundo.

Opiniones

Déjanos tu opinión