Se encuentra usted aquí

18 Consejos de Padres Viajeros para Viajar con Niños

Muchas familias tienen dudas a la hora de viajar con niños, sobretodo si es el primer viaje. Cómo preparar el viaje, qué destino elegir, qué llevarse...Por eso hemos pedido a 18 padres y madres viajeros (y bloggers) si quieren compartir con nosotros su consejo estrella a la hora de viajar con niños.

Desde Menudos Viajeros os queremos deciros que es primordial hacer caso omiso a toda la gente que os diga “ahora que tengáis hijos se acabaron los viajes”. A través de estos 18 consejos queremos enseñaros que SÍ es posible viajar con niños. Pretendemos quitar algunas dudas y miedos a la hora de viajar con niños y daros algunas pautas y trucos. Si añadís un poco de flexibilidad y la capacidad de adaptación y de improvisación, el viaje saldrá redondo. 

18 Consejos de Padres Viajeros para Viajar con Niños

1. Cuidado con los "por si acaso"- Consejo de Con Peques Se Puede 

“Si ya sin niños es fácil empezar a coger cosas por si acaso llueve, por si acaso hace frío o por si acaso vamos a un sitio elegante, cuando hay niños de por medio este síndrome se puede multiplicar exponencialmente. Así pues, es conveniente tener sangre fría e intentar no caer en sus fauces. Evidentemente, debemos llevar más ropa para un bebé que para un adulto; sin embargo, no nos obsesionemos. A veces la solución puede pasar por dar un remojo a determinada prenda de ropa o ser un poco menos exigente con una pequeña mancha.”

La familia detrás del blog Con Peques se Puede


2. Cuenta con tus hijos en la planificación del viaje
- Consejo de Nosaltres 4 Viatgem 

“Desde que tus hijos empiezan a tomar conciencia de los viajes seguro que desarrollan un gran interés por la geografía. Casi de manera instintiva van a preguntar ¿a dónde vamos? ¿Qué lengua hablan allí? ¿Qué comen? Y, si como nos ocurre a nosotros, eres un amante de los mapas y de los atlas, seguro que habrá algunos en casa y no pueden faltar los de diseño más infantil que suelen ser, además, una pasada de bonitos.

Así que, si ellos manifiestan interés, déjales tomar parte en la planificación del viaje. Cuenta con sus ideas porque su criterio para planear la ruta puede ser muy útil. Cuando aprenden a dibujar pueden hacer sus propios mapas y decorarlos con imágenes de los lugares que vais a visitar. Así el viaje será cosa de todos. Escúchales.”

Nosaltres 4 Viatgem mirando el mapa

3. Aprovecha para desplazarte mientras duermen- Consejo de My Family Passport

“Uno de los aspectos más complicados cuando viajas con niños es entretenerles durante los trayectos. Ya sea en avión, coche o tren: viaja mientras duermen. Aprovecha las horas de sueño de los niños para desplazarte. Si van dormidos durante parte del viaje, esto les ayudará a que se les haga más corto.  Para los viajes en avión, reserva los vuelos para viajar por la noche, especialmente si son largos, para que vayan dormidos el máximo de tiempo posible. Si son vuelos más cortos, con la hora de la siesta será suficiente.

Por ejemplo, en nuestro viaje a Japón, los peques durmieron gran parte del vuelo intercontinental, así que sólo tuvimos que entretenerles unas dos o tres horas. En tren, reservando un trayecto nocturno durmiendo en las literas del coche cama, llegarás al destino casi sin darte cuenta. Si viajas en coche igual, intenta realizar los máximos kilómetros posibles mientras duermen, ya sea de día o de noche.”

My Family Passport en Islandia

4. Alójate en un apartamento para tener más libertad- Consejo de Mi Pequeño Gulliver 

“Cuando viajamos unos cuantos días a la misma ciudad o zona nos gusta alojarnos en un apartamento, ya sea de particular como los de la plataforma Airbnb o de alguna compañía de alquiler vacacional. En un apartamento creamos nuestro hogar de vacaciones mucho mejor que en un hotel y le encontramos muchas ventajas de logística. Los niños tienen su propio cuarto y así, aunque les acostemos pronto, tenemos el resto de la casa para estar de cháchara y no es obligatorio estar en silencio para no despertarles como nos pasaría en un hotel.

Disponer de cocina también es facilidad a la hora de prepararles la comida que le gusta a ellos o de hacer los horarios que nos apetezcan de comidas, nada de cenar a las 6 de la tarde aunque estemos en el norte de Europa. Y haciendo algunas de las comidas en casa, no todas ya que no es cuestión de estar todo el día pringando en la cocina, también se consigue algo de ahorro, que cuando vas en tropa no viene mal. Aunque a mis hijos lo que más les ha gustado de los apartamentos donde nos hemos alojado, ha sido encontrarse con los juguetes de los niños que viven ahí.”

Mi Pequeño Gulliver en un apartamento

5. Los destinos lejanos y exóticos son igual de atractivos o más para los niños- Consejo de El Pachinko

"El virus viajero nos impulsa a viajar cuanto más lejos mejor, pero los padres primerizos temen que sus hijos sean de esos que se pasan el vuelo llorando mientras el resto de pasajeros les señala con el dedo o rompan un jarrón de la Dinastía Ming en el Louvre. Antes de irte de viaje con los peques al destino soñado prueba con pequeñas escapadas a un lugar cercano para desterrar tus mayores temores y comprobar que el león no es tan fiero como lo pintan. 

Una vez estés preparado, ha llegado el momento de escoger ese destino exótico que tantas ganas tienes de conocer. En nuestro caso siempre nos hemos marcado dos líneas rojas que no queremos cruzar. Los destinos deben ser seguros y tener buenas condiciones e infraestructuras sanitarias (imprescindible contratar un buen seguro de viajes para toda la familia). Con nuestros hijos hemos viajado a lugares tan lejanos como Japón, Corea, Tailandia o México (por citar algunos ejemplos) y siempre intentamos combinar actividades adaptadas a los niños con experiencias que les sumerjan en la cultura del país que visitamos.

Te sorprenderá su capacidad de adaptación y lo que les gustan las experiencias autóctonas. 

El Pachinko

6. Usar libros y cuentos a la hora de preparar un viaje- Consejo de Viajando con Chupetes

"Podéis empezar contando a los niños los lugares que vais a visitar con el libro de "Guía de Ciudades" de la editorial SM, este libro muestra de forma muy ilustrativa 30 ciudades del mundo. Dedica una doble página a cada una de las ciudades y muestra a través del juego y bonitos dibujos el recorrido por cada ciudad: qué lugares deberíamos visitar, la comida típica, datos de interés, que cosas debes hacer...


Es ideal para que los niños recuerden las ciudades que han visitado o puedan elegir cuál será su próximo destino y no se pierdan nada de lo que les recomiendan. Les encantará hacer las actividades que el libro propone en cada ciudad y en el caso de que sea tan peque como nuestra bebé seguro que le gustará recordar dentro de unos años sus visitas con este libro junto con sus fotos del viaje.


Lonely Planet también tiene guías de viaje dedicadas a los peques como "Mi primera Lonely Planet" de Barcelona, Berlín, China, EEUU, Londres, Nueva York, Roma y París. Y libros como "Viajar por el mundo" o "Lo más alucinante del mundo" para despertar la curiosidad de los pequeños viajeros. Hacerles partícipes de los preparativos viajeros con estos libros es una buena forma de fomentar su emoción por viajar a la vez que aprenden y se divierten. Y con su ruta de viaje bien aprendida les tocará ayudar a los papis a hacer las maletas para que no se les olviden sus juguetes favoritos.

Viajando con chupetes mirando un libro

7. Crearles la ilusión por viajar y descubrir- Consejo de El Mundo con Peques   

“Sólo tenemos un truco... Ilusión!! Participación!! Descubrimiento!! En eso consiste viajar para mis hijos (y para nosotros claro), cuando un fin de semana termina y estamos llegando a casa su pregunta es; dónde vamos el próximo finde? 

Cuando elegimos un viaje, una escapada, siempre les hacemos partícipes, en muchas ocasiones las decisiones las tomamos entre los 4 (entre opciones que antes hemos valorado los adultos) y siempre comenzamos contándoles dónde vamos, qué encontraremos, qué visitaremos, qué descubriremos... se trata de ilusionarles, y llega un día en el que no es necesario buscar ese sentimiento porque lo tienen tan arraigado que adoran viajar.

Los viajes tienen películas, juegos, libros, incluso la consola, pero todo desaparece cuando en el camino hay paisajes para enamorarse, animales para observar o señales de tráfico de las que estar atento. Así que ese es nuestro consejo estrella, crearles la ilusión por viajar y descubrir nuevos lugares y gentes a las que escuchan con sorpresa el porqué de una vida diferente, un edificio en ruinas o una comida que nunca han probado. Ilusión.”

Mirando por los prismáticos


8. Respetar el ritmo de los niños-
  Consejo de Bienvenidos a Lilliput

"Cuando eran más pequeños, para nosotros la clave del éxito de cualquier jornada en un viaje era intentar respetar siempre sus horarios de comida y sueño. ¡Porque no hay nada mejor para estar contento que un estómago lleno!. El ritmo en un viaje con niños es muy importante y hay que cuidarlo mucho.

A nosotros nos va muy bien dejar siempre tiempo para ellos, lo que se traduce por ejemplo en pasar un rato en algún parque lleno de columpios, una tarde en algún lugar con zona de baño (si el destino lo permite), o simplemente una sobremesa que se transforma en un buen rato de jugar a las cartas. Se trata de disfrutar el destino, y si consigues mantener la alegría y gestionar en algunos momentos el posible cansancio, todo es más fácil. No pasa nada porque no de tiempo a visitar todo lo que puedes encontrar en la guía que lleves. En la mayoría de los casos, ¡los peques se adaptan mucho mejor que tú a cualquier circunstancia así que, eso juega siempre a favor!"

Bienvenidos a Lilliput en Berlin

9. Cómo mantener entretenidos a los peques- Consejo de un Dinosaurio en la Maleta 

“Además de los juegos tradicionales de veo-veo, matrículas, señales, colores coches, etc... proveer a cada peque de su música favorita en el Ipod y descargarles audiocuentos o audiolibros, según sea la edad. Cada uno conecta su Ipod (o tablet) a sus propios auriculares y así no se molestan entre ellos y cada uno puede disfrutar según sus preferencias de sus vídeos, pelis, cuentos y música.”  

Un Dinosaurio en la Maleta en el coche


10. Adaptar el viaje a la edad y la capacidades del niño- 
Consejo de WildKids

“A la hora de planificar una escapada con nuestras hijas lo primero que tenemos en cuenta es adaptar el tipo de viaje a la edad y las capacidades que tengan en cada momento. A medida que los niñas crecen van cambiando, y con ellas nuestros viajes.

Cada circunstancia exige un tipo de viaje distinto, ya sea montaña, ciudad o playa, en coche, en bicicleta o a pie, en tienda de campaña, en albergues o apartamentos. Así que si tuviéramos que dar un solo consejo ese sería el de procurar elegir el destino según los condicionantes de cada momento, en lugar de adaptar un destino a nuestros condicionantes… una vez hecho, todo resultará mucho más sencillo y divertido.”

WildsKids en Islandia

11. Pulsera identificativa para los niños- Consejo de Viajares

“Este es un consejo que sirve para viajar con los niños pero también cuando realizamos actividades, excursiones y en el día a día familiar. Por un lado identificar a los peques y también ayudarles a memorizar nuestros números de teléfono. Una de las mayores preocupaciones, incluso podríamos catalogarlo de pesadilla, para los padres al viajar con peques es perderlos.

A nosotros mismos nos sucedió una vez en el Aeropuerto de Barcelona que el mediano de nuestros hijos “desapareció”.  Lo perdimos de vista, no estaba, se esfumó, y vivimos unos momentos muy angustiosos que por suerte finalizaron con un re-encuentro feliz.

Ante situaciones inesperadas de este estilo, y para prevenir, aconsejamos que los peques de la casa lleven una pulsera o algún elemento parecido para identificarlos, con la referencia del contacto de los padres.

También puede servir, según la edad de los niños, una tarjeta en el bolsillo o escribirles en el brazo directamente nuestro teléfono en plan más improvisado. Si son algo mayores podemos invitarles a memorizar nuestros números del móvil, y practicar o ensayar qué hacer si aparece un problema inesperado. Esta parte incluye el consabido “Si te pierdes por lo que sea nos encontramos en….”. El final de la frase variará lógicamente según la situación; puede ser la entrada del mercado que visitamos, un chiringuito en la playa o cualquier elemento que los peques puedan recordar en una situación de cierto estrés."

Viajeres en el aeropuerto
 

12. Perder el miedo, y viajar- Consejo de 

Mochileros 2.0 

“Todavía recordamos la típica frase que nos "soltaban" antes de tener la niñas "Cuando tengáis niños ya no viajaréis tanto...." El tiempo ha demostrado que se equivocaban.... No hay mayor error que meter a los niños en una urna, y pensar que no se puede viajar con ellos a "casi" cualquier parte del mundo. Pero que pasa, ¿qué no venden comida infantil en todo el mundo? ¿Qué no vamos a encontrar pañales en cualquier supermercado? ¿ Qué no hay médicos en otros países? ¿Qué....?

Desde bien pequeñas nuestras peques han viajado con nosotros, hemos hecho dos Interrailes por Europa, hemos estado 2 veces en Japón, hemos ido a países como Marruecos, recorrido Indonesia con la mochila al hombro, etc.... y no hemos viajado más porque el tiempo/dinero no nos lo ha permitido. Quizás, de muchos de los viajes no se acuerden de todo lo que han visto, pero las experiencias que han vivido, y que nosotros hemos vivido con ellas son imborrables para toda la familia. Así que os decimos, Viajar, la vida es demasiado corta y el mundo es muy grande!!!”

Mochileros 2.0 de viaje por el mundo

13. Cómo no dejarse nada- Consejo de Con Niños y Equipaje

“Con 3 niños es necesario organizarse a la hora de salir de viaje, imaginaos una escapada de fin de semana a esquiar, ¡con todo lo q hay que llevar!. Así que desde hace un tiempo, creé una checklist imprimible con todo lo necesario, de ese modo ellos hacen su propia maleta y no nos dejamos nada. Para que os hagáis una idea de cómo lo hacemos, nosotros les preparamos los montoncitos con la ropa y ellos van metiéndolo todo dentro de la maleta, en orden y tachando cada cosa que han introducido; es una forma de conseguir que colaboren haciendo su maleta y se responsabilicen de sus propias cosas, además así lo repasamos dos veces, cuando nosotros lo preparamos y cuando ellos hacen el equipaje. Este consejo vale para cualquier tipo de viaje que realicemos, veréis cómo les gusta y qué bien colaboran.”  

Con Niños y Equipaje en la nieve

14. ‘Envolver' una visita o excursión con una historia de fantasía- Consejo de Lonifasiko

“Cuando queremos visitar algún monumento, museo o hacer alguna ruta de senderismo que sabemos va a ser “aburrida” o no le va a hacer gracia a nuestra hija, solemos intentar engatusarle con alguna historia o leyenda, real o ficticia, sobre la zona. Por ejemplo, si vamos a visitar alguna torre, muralla, castillo o iglesia, nuestra creatividad en torno a cuentos de magia, brujas y hadas se dispara; lo mismo cuando damos algún paseo o visitamos alguna cueva, especialmente en Euskadi, donde le contamos historias con continuos guiños a la rica mitología vasca. 

Es una técnica de 'engaño piadosa', pero es una forma de que camine o haga la visita sin protestar, con todos los sentidos bien activados, y al mismo tiempo, se vaya empapando, indirectamente, de la cultura e historia del lugar.

La historia más ‘top' que le hemos contado hasta ahora fue en los Alpes Julianos de Eslovenia, donde escondimos la sillita de paseo en unos matorrales al lado del camino -había mucha piedra y no se podía continuar con ella-, aludiendo a que se había roto y los animales del bosque nos la iban a arreglar. Al terminar la ruta, allí estaba la sillita de paseo, en el mismo sitio -bien escondida-, y en perfectas condiciones gracias a la destreza y trabajo en equipo del oso, el lobo y el búho, un tridente de animales mágico :-).”

Lonifasiko en Euskadi

15. Cobertura sanitaria para toda la familia- Consejo de Con los Niños en la Mochila 

“Si hay un tema que siempre debemos tener en cuenta en cualquier escapada, viaje o excursión es el de la cobertura sanitaria. Es algo fundamental para cualquier viajero, pero el tema aún toma mayor importancia si vamos a viajar con nuestros niños. Desgraciadamente nadie está a salvo de enfermedades, caídas y/o accidentes. Y si bien es cierto que en la mayoría de las ocasiones no va a pasar nada, nunca está de más que vayamos prevenidos. 

Llevar un pequeño botiquín de viaje con lo básico nos puede salvar de una situación incómoda. Habla con tu pediatra, dile dónde vas a viajar y te ayudará a prepararlo. Yo llevo siempre en la mochila o el bolso uno para atender pequeñas heridas o repentinas fiebres y dolores, y en la maleta las medicinas que pueda necesitar y que me haya aconsejado el médico. A mi me ha salvado en más de una situación.

Si nuestra intención es viajar fuera de España, además de llevar vuestro botiquín, no dudéis en haceros un seguro de viaje. Incluso aunque penséis estar por Europa y llevar la tarjeta sanitaria europea. En muchos países, la cobertura sanitaria funciona con copago y aunque llevéis la tarjeta, pueden cobraros un buen pico si la atención que necesitáis no está cubierta. Y ni que decir tiene fuera de Europa. Tener que hacer una visita al médico o, peor aún, al hospital, os puede salir carísimo. Nosotros lo tenemos claro. No olvides nunca contratar un seguro médico.”  

Con los niños en la mochila en Francia

banner iati

16. Viajar con la casa a cuestas- Consejo de Viajando en Furgo

“Cuando decidimos viajar en furgoneta pensábamos que sería la mejor manera de hacerlo con nuestras hijas. Y así ha sido por muchas razones. Viajando en furgo viajas de otra manera, a tu ritmo, sin depender de horarios ni reservas. Viajando con niños es de agradecer, ya que son ellos los que, muchas veces, marcan ese ritmo: comidas, hora de dormir,...

Viajar con la casa a cuestas es toda una ventaja. Las camas están listas para la próxima escapada. No hace falta ni coger la bolsa de aseo ni menaje porque ya está en la furgo. Incluso llevamos nuestros juegos de mesa favoritos. Con preparar algo de ropa y un poco de comida nos vale. La furgo siempre está preparada para cuando queramos salir. Por lo que no tenemos que planificar mucho.

A la hora de hacer kilómetros… ¡a las niñas ni se las oye! Al ser más amplia que un coche convencional ellas van tan a gusto, entretenidas con las cosas que llevan para entretenerse. Y hemos de decir que a los peques ¡les encanta viajar en furgo! Y como familia es genial. Disponemos de un reducido espacio pero, a la vez, nos ofrece disfrutar en familia más intensamente. Toda una experiencia para grandes y pequeños.”

Las peques de Viajando En furgo
 
17. Experimentar a través de actividades, talleres y experiencias- Consejo de Petits Viatgers 

“Cuando planificamos un viaje nos gusta que las niñas participen en alguna actividad que les enseñe la cultura del lugar viviendo experiencias o participando en algún taller o actividad. En esta ocasión visitamos las Salinas de Añana en Euskadi y después de la visita nos apuntamos al taller salinero. Aprendimos sobre el oficio y las técnicas para recoger la sal mineral que allí se va formando. ¡Aún hablan de la sensación en los pies al pisar la sal! Además de aportarles cultura también recuerdan el viaje por lo que han podido experimentar.¨

El petits viatgers en un taller


18. Trucos para viajar en avíon
- Consejo de Emociones Viajeras

Para los padres que viajamos con peques, coger un avión nos supone una aventura a la que igual no sabemos cómo enfrentarnos, al menos la primera vez. Nuestra experiencia es que si queréis tener éxito en vuestros viajes en avión, tenéis que intentar que los peques perciban esta experiencia como una fiesta o juego. Desde que pasamos por el mostrador de facturación, hasta que aterrizamos en la ciudad de destino, vamos incluyendo nuestros particulares “rituales” para que todo vaya sobre ruedas.

De camino a la terminal de salidas cogemos todas las escaleras mecánicas y cintas transportadoras -a los míos les encanta. Muchas veces los transportamos encima del equipaje de mano, o de los carros portaequipajes. A veces, simplemente en su carrito. Apuramos el tiempo para llegar a la puerta de embarque y que  hayan jugado -al menos un poquito- y se desestresen antes de subir al avión.

Para nosotros lo peor es el momento de vuelo. Reservamos los asientos con ventana, para que entiendan que vamos por el aire y vean las nubes o el paisaje, eso les entretiene mucho. Para el momento de despegue hacemos que succionen algo para la compensar el dolor de oídos debido a la variación de la presión atmosférica: el chupete, un zumo o un chupa-chups.

Una vez en el aire, cuando empiezan a ponerse nerviosos, es cuando sacamos nuestro “kit de supervivencia”. En la mochila llevamos papel y colores,  mini cuentos, libritos con pegatinas -éstos no fallan-, algún juguete pequeño y otros recursos electrónicos como la tablet. En alguna ocasión hemos preparado pequeñas sorpresas o regalitos para que vayan abriendo y descubriendo.

Poco a poco se irán acostumbrando a viajar en avión y muchos de los trucos no serán necesarios. Hasta entonces, podéis usar estos que seguro os ayudarán.

Emociones Viajeras en el Avión 

 

También os puede interesar:

 

En:

Sobre el autor

Imagen de Menudos viajeros

Menudos viajeros

Somos Menudos Viajeros! Una familia con un papá español y una mamá holandesa y dos niños (5 y 3 años) dispuestos a comerse el mundo.

Opiniones

Déjanos tu opinión